Método instrumental

Técnica de dilatación y aspiración

Técnica de dilatación y aspiración (TÉCNICA KARMAN).

Es la técnica para abortos de hasta 14 semanas más comúnmente usada y que se sabe con menos complicaciones y aconsejada por la Organización Mundial de la Salud como menos lesiva frente al legrado tradicional (Guía Técnica: Aborto sin riesgos. OMS 2003).

Este método no precisa hospitalización, la estancia media en la clínica, incluyendo la consulta previa, la intervención y la recuperación, es de una a dos horas aproximadamente y se realiza con anestesia local paracervical (la más frecuente) y sedación consciente (intervención sin dolor).


La técnica usada es el método KARMAN.

Que consiste en:

    • Dilatación cervical y aspiración del contenido uterino con anestesia local paracervical previa, a la que se puede añadir sedación.
    • Todo el acto médico se efectúa bajo control ecográfico para mayor seguridad del mismo.
    • Si la decisión es utilizar sedación consciente se usan dos medicamentos: Oxido Nitroso que se aplica por medio de una mascarilla facial y Midazolam que se administra por vía intravenosa. Ambos medicamentos disminuyen el nivel de consciencia con intensidad diferente.
Según nuestros estudios, aplicado a la interrupción del embarazo la efectividad en el uso de este analgésico alcanza 97.5%.

Descripción de la Técnica

Consiste en la colocación de un espéculo, para visualizar la vagina y el cuello de la matriz, donde se coloca la anestesia local. A continuación, se dilata el cuello uterino entre 6-14mm, dependiendo de las semanas de gestación y se introduce una cánula de plástico para aspirar el contenido de la cavidad uterina. Todo el procedimiento se realiza bajo control ecográfico.
La intervención dura entre 5 y 7 minutos.


Intervención sin dolor

A la anestesia local paracervical se le puede añadir dos tipos de sedación


Ver temas relacionados