Un mito es una historia imaginaria que altera las verdaderas cualidades de una persona o de una cosa y les da más valor del que tienen en realidad. El aborto es una práctica sanitaria poco o nada compartida y muchas veces ocultada, por lo que los mitos, encuentran en el aborto un buen caldo de cultivo.

Llevo más de 25 años realizando interrupciones de embarazo y en muchos casos, estos mitos causan un sufrimiento innecesario en las mujeres.

algunos-mitos-sobre-el-aborto

  1. A muchas mujeres que acuden a Ginegranada a realizarse un aborto les preocupa como se sentirán anímicamente después. ¿Estaré deprimida?

La mayoría de las mujeres cuando acaba el proceso de IVE y han resuelto el conflicto en el sentido que ellas querían “no deseaban ser madres” sienten alivio, aunque la decisión en muchos casos no haya sido fácil. Además se añade en algunas circunstancias tristeza por el difícil momento que viven, porque quieren tenerlo y no pueden o simplemente porque no habrían querido encontrarse en esta situación.

A veces sienten también enojo por sentirse responsables de que ocurriera el embarazo que no querían o sienten culpa si la mujer, en lugar de apoyo y comprensión, se encuentra en un entorno hostil, con fuertes convicciones religiosas y morales en contra del aborto

Sin embargo una vez resuelto el conflicto de encontrarse ante un embarazo no deseado tanto en el sentido de continuar con el embarazo o de interrumpirlo, no hay diferencias de cómo se van a encontrar emocionalmente: “la probabilidad de resultados adversos para la salud mental después de un aborto no es mayor que si una mujer sigue un embarazo no deseado. Los conflictos emocionales están vinculados a mujeres con historia de problemas de salud  mental previa”.

Así lo confirma nuestra experiencia y un estudio realizado en diciembre del 2011 por expertos del Centro Nacional de Colaboración para la Salud Mental (NCCMH) del Reino Unido que establece que “El aborto no aumenta el riesgo de padecer problemas de salud mental”.

 

  1. Otra cuestión que inquieta a las mujeres que interrumpen el embarazo es si podrán ser madres cuando lo deseen.

La fertilidad después de una interrupción de embarazo se recupera inmediatamente, al mes siguiente ya se ovula y te puedes quedar embarazada, por eso es aconsejable iniciar un método anticonceptivo el mismo día que se practica el aborto. Los abortos actuales  realizados de forma quirúrgica o con medicamentos, no impactan en la fertilidad futura, eso es un hecho científico.

El aborto es una practica sanitaria sencilla y segura, las complicaciones graves como la enfermedad inflamatoria pélvica, que podrían ser causa de esterilidad sólo ocurren en el 0,7 por mil de casos según la literatura internacional.

En Ginegranada y Ginealmería realizamos en el 2012 un trabajo sobre las complicaciones de esta práctica sanitaria en ambos centros, los resultados fueron del 0,02 complicaciones por mil de casos. Un caso en 37.876 intervenciones. (Complicaciones de la interrupción de embarazo. Técnica de aspiración.Presentada en forma de póster en el XII congreso de la Sociedad Española de Contracepción).

 

  1. A otras mujeres les produce desazón imaginar que durante el procedimiento de IVE, el embrión pueda sufrir.

Las interrupciones de embrazo en Ginegranada se realizan antes de la semana 14 de embarazo y el 72% antes de la semana 9, en estas edades gestacionales el desarrollo neuronal en el embrión es incipiente, para poder sentir dolor.

Científicamente está demostrado que no pueden sentir dolor al menos hasta la semana 24 de gestación.

Todos los expertos, desde la universidad real de Gran Bretaña de Obstetras y Ginecólogos al Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, están de acuerdo con esa línea de tiempo. De hecho, la investigación de la UCSF encontró que los fetos no pueden percibir el dolor antes de 29 o 30 semanas de desarrollo.

 

  1. Algunas mujeres se sienten “bichos raros”, porque consideran que pocas mujeres se encuentran en la tesitura de abortar.

Sin embargo la realidad es muy diferente, en España abortan 10 mujeres por cada mil en edad reproductiva. En total 94.796 en el año 2014 y en Granada 1722, según datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El promedio de abortos en el mundo es uno por cada mujer.

 

  1. Otras se sienten irresponsables y egoístas.

Sin embargo en mi día a día, observo como las mujeres que interrumpen el embarazo, lo hacen después de haber sopesado su capacidad, sus deseos, sus posibilidades y concluyen que en ese momento no pueden llevarlo adelante. Es una decisión muy meditada, en muchas ocasiones mucho mayor, que cuando se decide ser madre.

 

Francisca García Gallego
Directora médica de Clínica Ginegranada.

Noticias relacionadas

Acerca de Ginegranada

Profesionales con más de 25 años de experiencia en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Compartimos un interés común, cultivar la salud sexual y reproductiva, desde ese interés garantizamos el acceso a todos los métodos anticonceptivos, control de embarazo, citología, vasectomía etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.


[top]

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *