Infecciones de transmisión sexual

Se denominan así porque son infecciones que básicamente, se transmiten a través del contacto sexual (vaginal, anal, y oral) aunque no exclusivamente.


Existen más de treinta enfermedades de este tipo

Están distribuidas por todo el mundo, con un conocimiento impreciso de su incidencia, pues existe una importante infradeclaración de dichas enfermedades.

El 85 % de los casos conocidos, ocurren en jóvenes entre 15 y 30 años.
Aunque es saludable disfrutar de la sexualidad, toma las precauciones necesarias y practica sexo seguro y responsable.

Prevención

Para prevenir estas enfermedades, es muy importante el uso del preservativo o vacunarse en el caso de la hepatitis B y también del papiloma del virus humano (HPV), responsable del 100% del cáncer de cuello uterino en la mujer (incluido en el calendario vacunal).

Resumen (sintomas, tratamiento, periodo de incubación)

Causas
Síntomas
Tratamiento
Periodo de Incubación
CLAMIDIASIS
Bacteria (Clamydia Trachomatis) Inflamación del cuello uterino. Asintomática, en el 70% de mujeres infectadas. A veces molestias al orinar o en el coito. En el hombre secreción amarillenta en meato urinario, ardor y dolor. Antibióticos (Doxiciclina, azitromicina, etc.). De una a tres semanas.
Si no es tratado a tiempo, puede producir ENFERMEDAD INFLAMATORIA PELVICA EN LA MUJER Y EPIDIDIMITIS EN EL HOMBRE. Pudiendo aparecer como secuela de dichas enfermedades, esterilidad masculina y femenina.
GONOCOCIA
Bacteria (Neiseria Gonorrhoeae) Puede afectar a la uretra, glándulas de bartholino, etc. Puede ser asintomático o presentar los síntomas siguientes: flujo purulento (amarillento), molestias al orinar y en el bajo vientre.
En el hombre orina turbia, escozor al orinar y secreción verdosa (pus) en meato urinario.
Antibióticos (Derivados de la penicilina) De uno a treinta días, con un promedio de tres a cinco días.
Si no es tratado a tiempo, puede producir ENFERMEDAD INFLAMATORIA PELVICA EN LA MUJER Y EPIDIDIMITIS EN EL HOMBRE. Pudiendo aparecer como secuela de dichas enfermedades, esterilidad masculina y femenina.
HERPES GENITAL
Es un virus: Virus del Herpes Simple II y I Vesículas, hormigueo, dolor y picor en zona genital. Ardor al orinar.
Los síntomas desaparecen solos a las tres semanas. El virus queda latente y puede volver a dar síntomas de nuevo. No produce cáncer de cuello.
No es curativo. Alivia los síntomas (Aciclovir). De dos a veinte días. Con una media de cuatro a seis días.
HEPATITIS B
Es un virus, llamado de la hepatitis B. Cansancio, falta de energía, náuseas, vómitos y mialgias. Tono amarillento de la piel (ictericia) y orina de color oscuro. No tiene tratamiento. Si prevención, existe una vacuna para la hepatitis B. Es de 40 días a 7 meses.
VIH-SIDA
Virus de la inmunodeficiencia adquirida. Afecta al  sistema defensivo (linfático). Puede estar latente en el organismo durante años, sin dar síntomas. En algunos casos a los 6 meses de haberse infectado con el virus pueden aparecer los síntomas siguientes (dolor de cabeza, dolor muscular, cansancio, etc.).
Sida, infecciones que pueden afectar a diversos órganos por la destrucción del sistema defensivo (pulmón, piel, encéfalo, etc.).
No curativos. Se usa retrovirales que retrasan la aparición de la enfermedad. De hasta 90 días.
SÍFILIS
Es una espiroqueta denominada Treponema Pallidum. En el periodo primario aparece una lesión erosiva, única, indolora e indurada en zona genital, anal o bucal que desaparece sin tratamiento, pero la enfermedad sigue desarrollándose pasando al periodo secundario y terciario en que aparecen lesiones cutáneo mucosas y lesiones en órganos internos como el sistema nervioso central, corazón, etc. Antibióticos (Penicilina). De 9 a 90 días.
SARNA
Es un artrópodo llamado Sarcoptes Scabiei. Lesiones cutáneas (manchitas rojas en línea), pruriginosas (picores) en muñecas, genitales, codos, axilas, etc. Lociones y cremas específicas (Lindane 1%). Hasta 30 días.
PEDICULOSIS
Es un artrópodo denominado Phthirius Pubis conocido como “Ladilla”. Picores en zona púbica de intensidad variable. Los parásitos se observan directamente en la base del vello púbico. Lociones y champús específicos (Lindane 1%). De 5 días a varias semanas.
TRICOMONIASIS
Es un protozoo flagelado llamado Trichomonas Vaginalis. Secreción vaginal o flujo amarillento, gris o verde, espumoso o maloliente. Dolor o ardor vaginal al orinar y en las relaciones vaginales. En el hombre, ligero escozor al orinar y escasa secreción matutina en uretra. Antibióticos (Metronidazol). De 6 a 8 días.
VAGINOSIS BACTERIANA
Es un cocobacilo gram negativo denominado Gardnerella Vaginalis. Flujo amarillento de olor fuerte y desagradable (pescado podrido). En los hombres no tiene síntomas. A veces solo se debe a cambios en la flora vaginal normal y no a una enfermedad de transmisión sexual. Antibióticos (Metronidazol).
MONILIASIS O MICOSIS
Es un hongo, el más frecuente se llama Cándida Albicans. Picor y escozor en la vulva y flujo espeso y blanquecino. En el hombre, picor y puntos rojos en el glande. En muchos casos no es una enfermedad de transmisión sexual sino cambios en la flora vaginal habitual. Antifúngicos a nivel local o general.
PAPILOMAVIRUS (HPV)
Es una familia de virus que presenta unos cien subtipos denominados numéricamente, son los más frecuentes los subtipos 6, 11, 16, 18, 45, 31, 33, 35, etc. Es responsable de casi el total de los cánceres de cuello uterino. Es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente. El 75% de las mujeres activas sexualmente han tenido contacto con éste virus. El sistema inmunitario lo destruye en la mayoría de los casos, sólo en un pequeño porcentaje de mujeres evoluciona produciendo lesiones pre cancerosas en el cuello uterino, son responsables de ello los subtipos 16 (53%) y 18 (70,7%). No presentan síntomas. El diagnóstico se hace por citología y test específicos del virus. Los subtipos del virus 6 y 11 producen verrugas (lesiones vegetantes) en vulva, ano, vagina y cuello uterino. Verrugas (Podofilino, láser, imiquimod, etc.). Lesiones pre cancerosas o displasia I, II y III (láser, crioterapia, conización, etc.). Existen dos vacunas: una vacuna (Gardasil), compuesto tetravalente, efectivo frente a los subtipos 6, 11, 16 y 18 y otra bivalente (Cervarix) efectiva frente a los subtipos 16 y 18. Según los expertos hará disminuir el cáncer de cuello uterino en un 70%. Es muy variable de meses a años.

También te puede interesar