Prueba valiosa en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de cuello uterino.

¿Qué es y qué información nos aporta?

La Citologia en GinegranadaLa citología cervical o test de Papanicolau es una prueba no dolorosa que se utiliza para diagnosticar en fases precoces lesiones en el cuello del útero, que una vez diagnosticadas y tratadas previenen la aparición del cáncer de cuello uterino. También diagnostica la presencia del mismo.

Tiene una fiabilidad del 70%
Por eso junto a la citología es muy importante tener en cuenta los síntomas, como los sangrados repetidos después de haber tenido relaciones sexuales con penetración, etc.

Consiste en recoger con una espátula, células semidesprendidas del cuello uterino y de la vagina.

La información que nos proporciona es de tres tipos:

Hormonal, infecciosa y morfológica, ésta última es la más importante y útil en el diagnóstico de lesiones premalignas o malignas del cérvix uterino originadas por el virus del papiloma humano. Que es el que provoca la mayoría de éstos cánceres.

¿Cuándo realizarla?

La primera citología deberá realizarse tres años después del primer coito o a los 25 años, siempre que se mantengan relaciones sexuales.

La frecuencia debe ser anual si existen factores de riesgo, inicio precoz de las relaciones sexuales, múltiples parejas, infecciones virales, inmunodepresión, etc. y si no cada tres años después de dos citologías normales en dos años consecutivos. Dejan de realizarse a partir de los 65 o 70 años, si no existen factores de riesgo y si en los últimos 5 años las citologías han sido normales.

¿Necesita de alguna preparación especial?

  • La realización de una citología no requiere ninguna preparación especial, aunque han de tenerse en cuenta las consideraciones siguientes:
  • No se realiza con la regla, pues dificulta la interpretación de la prueba.
  • Se deben evitar entre 24 y 48 horas antes, las relaciones sexuales, el uso de tampones y de lavados vaginales (nunca están aconsejados).
  • Y la utilización de cremas u óvulos vaginales en los 5 a 7 días previos a la prueba.

La citología ha reducido en un 70% la incidencia y mortalidad por el cáncer de cuello uterino en los países que la utilizan como cribado de este tipo de tumores.

En España, se diagnostican 2.500 casos nuevos al año de cáncer de cuello uterino. Ocupa el sexto lugar en incidencia de tumores en la mujer. Ocasiona 800 fallecimientos anuales. Se estima que 4 de cada 10 casos se diagnostican tarde. Por eso las citologías periódicas junto con la consideración de los síntomas (coitorragia) son muy importantes para el diagnóstico precoz del cáncer de cuello uterino.

Alejandra González Mota
Médica Clínica Ginegranada

En Ginegranada realizamos este tipo de prueba. Consúltanos.

Acerca de Ginegranada

Profesionales con más de 25 años de experiencia en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Compartimos un interés común, cultivar la salud sexual y reproductiva, desde ese interés garantizamos el acceso a todos los métodos anticonceptivos, control de embarazo, citología, vasectomía etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *