Interrupción voluntaria del embarazo (ive) en granada. Ginegranada

La interrupción voluntaria del embarazo es un proceso ambulatorio, bastante sencillo, muy poco invasivo y que en muy raras y escasas ocasiones puede producir algún daño en el sistema reproductor femenino que impida poder tener una gestación saludable en el futuro.

Para realizar la interrupción del embarazo en semanas tempranas de gestación, existen dos métodos: Uno de ellos es el método farmacológico que se puede utilizar hasta la semana 9 de embarazo y el otro es el método Instrumental, que se realiza mediante aspiración uterina de forma ambulatoria.

Previamente es imprescindible realizar una ecografía, para datar las semanas de gestación, definir la localización del embarazo y descartar que el embarazo sea patológico.

El método farmacológico se realiza en dos tiempos y con dos tipos de medicamentos, mifepristona/misoprostol:

El primer fármaco, produce cambios en las paredes del útero e impide el crecimiento del embarazo y a su vez lo prepara para la segunda parte del tratamiento con el uso de otro medicamento, que la paciente debe utilizar, ya sea en el centro sanitario o en su domicilio, pasadas las 24 horas de haber tomado el primer medicamento y antes de cumplidas las 48 horas.

Esta medicación ejerce mejores efectos si es administrada por vía bucal o vaginal. Lo que provoca es que se dilate el cuello uterino y se produzca el desprendimiento de los restos del embarazo que se encuentran dentro de la cavidad uterina. Esto se verá en forma de sangrado, más abundante que la regla y con más molestias, por lo que se le indicará una toma previa de analgésicos.

Es imprescindible realizar una revisión entre los 15 y los 21 día,  para comprobar que todo haya marchado correctamente y se haya completado el aborto. Ya que este procedimiento puede fracasar en el 3-5% de los casos y entre el 0´5 al 2% el embarazo puede seguir evolucionando.

El método Instrumental (quirúrgico), se realiza bajo los efectos de analgesia-anestesia, ya sea sedación por vía endovenosa para la que la paciente deberá acudir al centro en ayunas; o con sedación consciente por vía inhalatoria, ambas acompañadas con anestesia local, o bien si la mujer lo desea, puede utilizar sólo ésta última.

El procedimiento, siempre guiado por ecográfica consiste en primero dilatar el cuello uterino y a continuación introducir una cánula en la cavidad uterina, a través de ésta se aspira el contenido uterino, siendo este método menos invasivo que un legrado ya que no se hace un raspado de las paredes uterinas y con ello se disminuye la posibilidad de producir alguna lesión, siguiendo los criterios de la OMS.

Para más información , te puedes poner en contacto con Ginegranada, bien directamente acudiendo a nuestro centro, situado en la calle Santisteban Márquez nº 3 bajo, bien vía telefónica en el 958 805152 o en el 609144116 o vía email en info@ginegranada.com.

Dra. Paola Méndez Encarnación.

Ginegranada

Profesionales con más de 25 años de experiencia en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Compartimos un interés común, cultivar la salud sexual y reproductiva, desde ese interés garantizamos el acceso a todos los métodos anticonceptivos, control de embarazo, citología, vasectomía etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *