Las infecciones de transmision sexual están producidas por diferentes microorganismos y se transmiten a traves de las relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. Afectan a ambos sexos por igual y pueden ser asintomáticas. Las vías de trasmisión pueden ser a traves del contacto con fluidos corporales como sangre, flujo vaginal o semen.

Los riesgos de las diferentes infecciones de transmisión sexual son los siguientes:

Chlamydia y Gonococo:  pueden producir esterilidad por obstrucción de las trompas uterinas y embarazos ectópicos.

Papilomavirus: Puede producir cáncer de cuello uterino.

VIH: SIDA

Herpes y Mycoplasma: Pueden producir problemas durante el embarazo y el parto.

¿ Cómo se pueden prevenir?

Prevención primaria: educación sexual y vacunación contra las hepatitis y el virus del papiloma humano (con esta vacuna existen muchas controversias).

Prevención secundaria: uso correcto del preservativo y sexualidad responsable.

Prevención terciaria: tratar adecuadamente las infecciones preexistentes, minimizar los efectos secundarios y evitar la repetición.

Para determinar si existe una infección, se debe realizar una adecuada historia clínica que nos informe sobre las practicas sexuales y posibles contactos de riesgo. Los síntomas que se pueden presentar en este tipo de infecciones son:

En la mujer: flujo vaginal anormal, picor o irritación, escozor y manchados.

En el hombre: secreción por la uretra, dolor al orinar, en los testiculos o en el ano.

En ambos sexos: dolor en el abdomen bajo, vesículas, úlceras, verrugas o inflamación de los ganglios.

Los factores de riesgo para las infecciones de transmisión sexual están marcados por el comportamiento de las personas en cuanto a sus prácticas sexuales. Factores como la edad de inicio de las relaciones sexuales, el número de parejas y de encuentros sexuales de riesgo, se tienen que tener en cuenta para ofrecer una buena evaluación de la paciente y poder dar orientaciones adecuadas para la prevención y tratamiento de estas.

 

Para prevenir estas infecciones deben seguirse algunas recomendaciones como:

  • Utilizar métodos de barrera, ya sea el preservativo masculino o el femenino.
  • No realizar prácticas sexuales de riesgo.
  • Y no mantener relaciones sexuales si la pareja tiene algún síntoma como úlceras, verrugas o secreciones anormales.
  • El único método anticonceptivo capaz de prevenir este tipo de infecciones es el preservativo, cuya eficacia está directamente vinculada con el uso correcto y consistente del mismo, tanto como anticonceptivo como de prevención.

El hecho de que la mujer desee utilizar algún otro método anticonceptivo, píldoras, parches, anillo vaginal, inyectables, implantes o DIUs no lo hace incompatible con el uso del preservativo y se denomina doble método, ya que involucra un método para prevenir embarazos no deseados y otro para la prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual.

Te puedes poner en contacto con Ginegranada, bien directamente acudiendo nuestro centro, situado en la calle Santisteban Márquez nº 3 bajo, bien vía telefónica en el 958 805152 o en el 609144116 o vía email en info@ginegranada.com.

Dra. Paola Méndez Encarnación

 

Ginegranada

Profesionales con más de 25 años de experiencia en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Compartimos un interés común, cultivar la salud sexual y reproductiva, desde ese interés garantizamos el acceso a todos los métodos anticonceptivos, control de embarazo, citología, vasectomía etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *