El trabajo se basa en la presencia de material genético en la sangre de la madre. Se podrá saber el sexo del feto y si presenta anomalías.

Madrid

Científicos de la Universidad de Washington han reconstruido por primera vez el ADN de un feto sin necesidad de acceder hasta él. Para ello han tomado muestras de la sangre de la madre y de la saliva el padre, y lo han comparado con los restos de material genético de la sangre de la embarazada. El estudio lo ha publicado Science Translational Medicine.

La base del trabajo es doble. Por un lado, que en la sangre de la gestante hay material genético de las mujeres pero también del hijo. Por otro, la genética más básica: que la mitad del ADN de un feto viene de la madre, y la otra, del padre. A partir de ahí todo es una cuestión de estadística y de montar el puzle: se descarta qué parte de las muestras que se han tomado son de la mujer, y el resto se organiza siguiendo las pautas que ya se saben del genoma humano.

Aparte de la dificultad técnica, el logro tiene ventajas médicas. Por ejemplo, puede hacer innecesarias las amniocentesis, que se utilizan para determinar si el futuro bebé tiene alguna anomalía cromosómica. Estas pruebas tienen un pequeño riesgo de aborto, que la nueva técnica evitaría.

Pero, por el contrario, puede tener otras implicaciones. Por ejemplo, será muy fácil saber el sexo del bebé. Y eso puede llevar a los padres a abortar, si no se cumplen sus expectativas. Lo mismo sucede con otras características.

De momento, en cualquier caso, la técnica es solo un trabajo de laboratorio, sin que se pretenda aplicar al día a día en los hospitales. Para empezar, por su precio: entre 19.000 y 32.000 euros. Además, se tarda casi un día en conseguir el resultado. Pero esto, como ya pasara con el genoma, es solo el principio. Y dentro de poco es de esperar que el proceso sea mucho más rápido y barato, lo que reactivará los recelos.

Ginegranada

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *