La citología es un examen que debe hacerse regularmente dentro de las revisiones ginecológicas.

Se trata de tomar una muestra de las células más superficiales del cuello del útero y también de la zona donde se unen las células de la parte interna y de la parte externa del mismo, que es donde se producen los cambios celulares más importantes.

La citología no es dolorosa, se coloca un espéculo en la vagina para que quede abierta y visualizar el cuello uterino para poder estudiarlo y realizar la toma de muestra. A continuación, con una espátula se recogen células del fondo de la vagina y luego de la parte externa del cérvix. Finalmente, con un pequeño cepillo se toman células de la zona de transición.

El examen se realiza en este orden para que no se contamine una muestra con otra, es decir, que las células de la parte interna del cuello uterino no se encuentren en la parte externa en el momento de la toma de la muestra, ya que esto podría arrojar dudas en el resultado y es por la misma razón por la que no debe ser realizada durante la menstruación, ya que esta arrastra células de la parte interna del útero.

Tras la toma de las muestras se colocan sobre un portaobjetos y son fijadas en el mismo para poder ser enviadas al laboratorio. Allí son analizadas a través de un microscopio para evidenciar si existe alguna lesión a nivel celular y tipificar el tipo de lesión. Estas lesiones son denominadas como de bajo grado o de alto grado.

También en el informe del laboratorio nos pueden notificar si las lesione son sugestivas de cambios por la presencia del Virus del Papiloma Humano, aunque la confirmación y el tipo de virus se realiza con una prueba específica, y también en el caso de que exista una inflamación por alguna infección, se confirmara con una prueba específica del al exudado vaginal.

La citología se debe realizar a partir de los 25 años, ya que antes de esta edad hay una alta probabilidad de que aun habiendo contacto con el Virus del Papiloma Humano, este se elimine de forma espontánea, debido a la actividad hormonal e inmunológica que existen en estas edades.

En caso de que el resultado evidencie la presencia de alguna lesión, los pasos a seguir están determinados por el tipo de lesión, y el seguimiento podría hacer necesario realizar una Colposcopia y más adelante, y siempre según cada caso, una conización para extirpar la lesión.

Si necesitas información al respecto te puedes poner en contacto con Ginegranada, bien directamente acudiendo nuestro centro, situado en la calle Santisteban Márquez nº 3 bajo, bien vía telefónica en el 958 805152 o en el 609144116 o vía email en info@ginegranada.com.

 

Dra. Paola Méndez Encarnación.

Ginegranada

Profesionales con más de 25 años de experiencia en interrupción de embarazo y sus técnicas específicas. Compartimos un interés común, cultivar la salud sexual y reproductiva, desde ese interés garantizamos el acceso a todos los métodos anticonceptivos, control de embarazo, citología, vasectomía etc. Nuestra filosofía es que la mujer se sienta a gusto y bien atendida conjugando la técnica y la cordialidad en el trato.

Deja tu comentario sobre esta entrada

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *